5 comprobaciones SEO que necesita tu web

5 comprobaciones SEO que necesita tu web

Páginas web

Para mejorar tu posicionamiento en Internet, no tienes que limitarte a hacer una única tarea. En ocasiones se puede pensar que posicionarse consiste únicamente en conseguir una gran cantidad de enlaces, pero lo cierto es que ésta es sólo una parte del SEO y que, de hecho, en los últimos años ha ido cambiando de manera significativa, hasta el punto de que hoy hay otros elementos aparte de los backlinks a los que hay que dar más importancia en una estrategia SEO.

No conocemos exactamente cuál es tu caso, pero hay numerosos aspectos en los que hay que centrarse si quieres mejorar el SEO de tu página web para que se sitúe en buenos puestos de Google. Te recomendamos, por tanto, que tengas en cuenta los consejos que te vamos a indicar a continuación y realices las siguientes comprobaciones.

1. Comprueba si hay enlaces rotos en tu web

Una web con muchos enlaces rotos, generalmente producto de una mala migración de dominio, es perjudicial para tu SEO. Uno de los elementos a los que hay que prestar atención lo más pronto posible. Puedes conocer el número de enlaces rotos de tu web y su localización a través de las Herramientas para Webmasters de Google.

Los enlaces rotos hay que eliminarlos y procurar que todos los links de la web apunten a sitios con sentido, vigilando también que el anchor text sea ilustrativo y descriptivo. Piensa que una persona que hace clic en un enlace roto, irá a una página de error 404, con lo que las probabilidades de que se sienta decepcionada y abandone completamente la web son altas.

2. Comprueba si hay contenido duplicado

Otro de los elementos importantes a los que no se da importancia es al contenido duplicado. ¿Hay textos copiados literalmente de otras páginas? Puede que no lo hayas hecho a propósito, simplemente subiste la base de datos de productos tal como te la dio tu proveedor, con las descripciones de productos que te daban. El problema es que esa misma base de datos probablemente estén utilizando en muchas otras páginas, con lo que se tratará de contenido duplicado.

Una tarea necesaria y muy importante es que elimines el contenido duplicado de tu web lo antes posible. Si necesitas mejorar en este aspecto, como sabemos que es una tarea muy larga y pesada, te recomendamos que te pongas en manos de nuestros profesionales en posicionamiento web.

3. Comprueba si tus textos están sobreoptimizados

Sucede cuando queremos ser demasiado listos y empezamos a utilizar demasiadas veces las mismas palabras clave. Google nota que estamos sobreactuando para llamar su atención y posiciona a la baja nuestra web porque nuestros textos abusan de determinadas keywords.

La clave se encuentra en apostar por el usuario, utilizar la mayor cantidad de sinónimos posible, enfocarse en la calidad del contenido y no crear textos sin pies ni cabeza que meten la palabra clave cuando no viene a cuento. Piensa que una persona que entra en tu web lo que quiere leer es un artículo que vaya dirigido a solucionar sus problemas, no un texto que parece escrito por robots y para robots.

4. Comprueba si usas las etiquetas h1 y h2

Otra cosa que no le gusta mucho a Google es que todos nuestros textos sean planos. A Google le gustan las listas y las etiquetas de HTML, especialmente las de subtítulos, que te servirán para jerarquizar y estructurar mejor tu contenido desde el punto de vista visual, pero también para dar determinada importancia a determinadas palabras.

Usa por tanto las etiquetas de forma inteligente, sin tampoco excederse en el uso de negritas, apostando porque al menos haya dos subtítulos en los textos y artículos de tu blog, así como un “h1”, que debería ser el título del blog o web.

5. Comprueba si tienes demasiados enlaces

A Google tampoco le gustan las granjas de enlaces, páginas que tienen muchos más enlaces que texto y que por lo tanto no aportan mucho valor al usuario, ya que son una mera pasarela. Es necesario poner links internos y externos, pero tampoco excederse y crear cientos de enlaces por cada página.

Es importante por ejemplo que si tu página web tiene un sidebar donde pones un blogroll hacia páginas externas, entiendas que este tipo de links no tiene mucho valor para Google, ni para el usuario. Hoy día no tiene sentido hacer un blogroll interminable con cientos de enlaces y tampoco beneficia en nada a quien recibe dicho link.

Espero que este artículo te pueda resultar útil. Y ya sabes, si crees que tu web tiene alguno de los problemas de SEO que hemos mencionado, es hora de empezar a ponerle remedio. Te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros, dejándonos tus comentarios o haciéndonos cualquier pregunta en la que te podamos ayudar. Muchas gracias.

Comment (1)

  • Dexter

    Cada vez son más los factores que debe cumplir tu sitios para estar verdaderamente optimizado.

    13/08/2015 at 19:45

Comments are closed.