Amenazas de seguridad informática contra las que debes protegerte

Amenazas de seguridad informática contra las que debes protegerte

amenazas a la seguridad informática

Las amenazas de seguridad informática están orientadas a violar la privacidad de la información. Lo normal es que estas amenazas se produzcan a raíz de vulnerabilidades de los sistemas, o también a partir de errores humanos cometidos por un usuario que ha sido engañado para dar sus datos a un hacker.

Si queremos evitar las amenazas informáticas, es esencial que empecemos por conocerlas y descubrir cómo defendernos ante ellas.

Tipos de amenazas informáticas

Encontramos dos tipos de amenazas de seguridad informática, las intencionales y las no intencionales.

  • Las amenazas informáticas intencionales son las que se producen como consecuencia de un intento deliberado de robo de información. Los ataques D-DOS de denegación de servicio, las técnicas de ingeniería social y la propagación del código malicioso serían, por tanto, amenazas informáticas deliberadas e intencionales.
  • También existen las amenazas informáticas no intencionales. Son aquellas en las que por acción u omisión se expone una vulnerabilidad que pone en riesgo la información de la que dispones en tu computadora. Por ejemplo, un incendio en el lugar en el que se encuentra tu servidor puede dar lugar a la pérdida de información, aunque éste sea completamente accidental.

En este sentido, hay que entender que incluso si tenemos los mejores sistemas de seguridad para evitar que otras personas puedan aprovechar nuestras vulnerabilidades, aún así existe el riesgo de pérdida de información, como consecuencia de las catástrofes naturales, que son también una amenaza para la integridad de los datos.

Las amenazas de seguridad informática intencionales

Piénsalo por un momento; un ciberdelincuente quiere tener acceso a información privada de la que tú dispones. Para conseguirlo, sólo puede hacerlo de dos formas:

  • Aprovechar las vulnerabilidades del sistema: por ejemplo, introducir un código malicioso en el sistema que le ayude a recolectar información, o realizar un ataque de denegación de servicio para hacer que tu servidor se venga abajo.
  • Engañar al usuario que maneja el sistema: mediante técnicas de ingeniería social, el usuario puede convencerte para que tú mismo le des tus datos, haciéndote creer que se trata de un banco, una institución o incluso el Gobierno (es lo que se conoce como técnica del phising).

En muchas ocasiones, el ciberdelincuente combina ambas opciones (engañar al usuario para que pique y lograr así introducir un código malicioso en su ordenador), lo que le permite así obtener la información que deseaba.

Si el hacker o persona en cuenta cuestión consigue aprovechar las vulnerabilidades del sistema o del usuario, entonces ya habrá conseguido su objetivo.

¿Por qué alguien quiere conseguir información sobre ti o tu empresa?

Las razones que pueden llevar a alguien a intentar violar la seguridad de tu ordenador pueden ser múltiples:

  • Alojar archivos (legales o ilegales) en tu disco duro y robarte espacio.
  • Disponer de una IP para utilizar en actividades ilegales o fraudulentas.
  • Ocultar sus actividades fraudulentas mediante el uso de tu IP
  • Intentar descubrir datos personales de algún tipo y acceder a tus cuentas
  • Robarte dinero, o intentar hacerte pagar a cambio de solucionar el problema
  • Captar imágenes o vídeos comprometedores que violen tu privacidad y chantajearte
  • Simplemente por diversión o por encargo de alguien que quiere perjudicarte
  • Por espionaje industrial, en determinados sectores puede haber malas prácticas que aprovechen esta clase de técnicas para perjudicar a la competencia

¿Cómo protegerte de las amenazas de seguridad informática?

Si quieres que los ordenadores de tu empresa estén a salvo de ambas amenazas a la seguridad informática, debes tener en cuenta lo siguiente.

Tanto los humanos como las máquinas podemos fallar, no hay ningún sistema 100% infalible. Ahora bien, se puede aprender y se pueden reducir al mínimo las posibilidades de que alguien robe tus datos. Ten en cuenta además que existe también la posibilidad de cifrado de datos y de copias de seguridad; el cifrado de datos provoca que incluso si alguien intercepta tus datos, no puedan averiguar cómo descifrarlos; y segundo, las copias de seguridad te ayudan a mantener a salvo la integridad de la información.

Por tanto, las empresas que no se toman en serio las amenazas a la seguridad informática deben tener muy claro que sí se puede. Existen medidas de seguridad informática para mantener tus redes de ordenadores a salvo, así como hay códigos de buenas prácticas que los usuarios deberían conocer y aprender de cara a que no se produzcan violaciones de la privacidad.

Tomar estos aspectos en serio es muy importante. Además, toda empresa debería tener una estrategia de copias de seguridad cifradas, automáticas y en la nube, de modo que la información siempre quede a salvo y puedas restaurarla en caso de que se haya materializado alguna de esas amenazas.

Si quieres que te ayudemos en Gadae Netweb a mejorar la seguridad de tus sistemas, contacta con nosotros.