¿Usar un ratón inalámbrico, con cable o touchpad?

ratón inalámbricoAunque puede parecer una cuestión menor, el ratón es uno de los periféricos más importantes del ordenador. Sin él resultaría enormemente pesado y largo realizar las tareas, ya que tendríamos que utilizar múltiples teclas en el teclado para utilizarlo. La pregunta clave reside en cuál opción es mejor: los ratones inalámbricos, los que usan cable o el touchpad típico que nos viene en los portátiles.

Aunque no hay un único tipo de respuesta y muchas personas manifestarían su preferencia por uno por otro según cuál sea su costumbre, en este artículo vamos intentar hablar de las ventajas e inconvenientes de uno y otro.

Los ratones frente a los touchpad

Desde que se popularizaron los portátiles, han surgido dos tipos de usuarios: los que de ningún modo podían acostumbrarse al touchpad y prefieren conectar un ratón al portátil, y los que no. El principal problema reside en la facilidad o dificultad para deslizar el dedo de forma rápida y óptima.

Como en muchos casos no se han acostumbrado, nuestra respuesta no puede ser otra; hay que usar aquello que más cómodo y eficiente nos resulte, no estar sufriendo por manejar algo a lo que no estamos acostumbrados.

La principal desventaja del panel táctil es, por ejemplo, que una simple gota de agua puede estropearlo durante unos minutos, de manera que el puntero queda fuera de control hasta que se evapore. En el desplazamiento de barras, el deslizador también puede llegar a ser un tanto complicado.

Frente a eso, los ratones ofrecen más comodidad y garantías, además de una mayor velocidad y fácil manejo en el caso de los que tienen rueda. La complicación entra cuando hablamos de inalámbricos o por cable (también hay touchpad inalámbricos)

Los ratones inalámbricos y los ratones por cable

Con el tiempo también se han ido popularizando los ratones sin cable o inalámbricos. Entre sus principales ventajas, tenemos ocupan mucho menos espacio en la mesa debido a que no necesitan cable. Se conectan con un conector USB del tamaño de un pen-drive pequeño y pueden transportarse en un bolsillo si se quiere.

Obviamente, el inalámbrico está más pensado para el portátil y los que vayan a moverse de un lado a otro, aunque valga también para conectar a uno de sobremesa. Lo importante es que se pueda manejar cómoda y rápidamente. Como única desventaja, tenemos lo que pasa a veces con todo lo inalámbrico; que la señal no haga buena conexión.

Esto también puede pasar con los ratones por cable, cuando el conector se estropea por haber intentado introducirlo en un puerto que no era o darle un pisotón sin darse cuenta. Por tanto, lo más deseable, moderno y rápido ahora mismo es usar un inalámbrico con rueda que permita un desplazamiento rápido por la pantalla.

¿Y a ti, qué te resulta más cómodo para trabajar, un touchpad, ratón inalámbrico o por cable?

Entradas relacionadas

No hay comentarios todavía. ¡Sé el primero!

Deja aquí tu comentario